K3 – lo que fue

Acabo de comerme un Risifrutti que encontre en la nevera del cuarto de descanso para profesores, es un arroz con leche y mermelada de moras … solo estaba pasado de fecha unos dias, por lo que no contribuira en mucho a la gradual decoloracion de mi cabello. La maquina ya no ofrecia cafe, para que rellenarla de polvo si se desmantela el edificio en una semana? Entre un chocolate y el arroz con leche voy pasando la tarde programando una web para un cliente.

K3 - tribute

El trabajo de profesor en Escandinavia no da para mucho, si no fuera por los bolos que van saliendo aqui y alla, no tendria con que pagar los gastos extra que van entrando. La conexion en la universidad es mucho mejor que en casa o en mi estudio, por lo que me vine para acelerar el proceso de pruebas de la web. Es Julio, la temperatura exterior es de 20 grados -ayer nos estuvimos bañando en el mar- y las gaviotas sobrevuelan el muelle, tal y como llevan haciendo los ultimos 8 años.

A mi alrededor solo quedan cajas llenas de las cosas que se teletransportaran a los bajos del “nuevo” edificio que la universidad nos ha asignado. Lo que queda en las estanterias forma parte del “mercado libre”, es decir, cualquiera tiene derecho a tomarlo y usarlo en su propio beneficio. La noticia del desalojo de K3 nos llego como una bomba en mitad de Marzo, desde entonces hemos tenido reuniones y mas reuniones intentando imaginar como sera mudar 756 estudiantes y 70 profesores a un edificio no mucho mas grande que este, donde ya co-existen 2000 personas.

K3 - tribute

Esto me recuerda a la situacion en el antiguo CPSUZ (la escuela de ingenieros de la Universidad de Zaragoza), planeada para un tercio de los alumnos que albergo, solo necesito 20 años para crecer en superficie. A nosotros nos paso algo parecido, nos pusieron segundos en la lista de crecimiento … pero los primeros consiguieron quemar el presupuesto de tal manera, que a los demas no solo no nos hacen edificio nuevo, sino que nos relegan a los sotanos de uno en el que ya estaban masificados.

Pero como esto es Suecia, el pais de la socialdemocracia, ejemplo para tantos, lo que nos queda es sonreir, rascarnos la tripa durante los dos meses de verano y esperar a que venga alguien y nos salve magicamente. Porque esa es la consecuencia directa de la socialdemocracia mal llevada … uno se acostumbra a que se lo den todo echo y a que todo encaje hasta el punto de no saber como reaccionar cuando los tiempos van mal. En K3, durante el proceso de mudanza (4 meses hasta hoy) hemos sufrido 3 ceses de decano, un infarto de uno de los responsables de personal -por exceso de trabajo-, muchos enfados, reuniones valoradas en 60.000 Euros, y una tonelada de decepcion.

Eso si, como ya hemos tocado fondo (no se puede ir mas abajo que al sotano), seguro que las cosas iran solo a mejor …


Uncategorized