Año Nuevo Proyecto Nuevo

Esto lo he comentado con algunos si y otros también, pero llegado el fin de año no voy a renovar mi posición como investigador asociado al centro Medea de Malmö. Desde su fundación, este espacio de investigación de la universidad pública de Malmö ha estado dedicado, en parte, a la difusión de las nuevas tecnologías. Hace dos años me ofrecieron la posibilidad de emplear parte de mi tiempo como parte del estudio y no pude resistir la oportunidad. Dediqué parte de mi tiempo a la docencia, parte a Arduino y parte al estudio y difusión de la tecnología en diferentes situaciones de uso.

Mi compromiso con el estudio era sencillo, me dijeron: “tú haz lo que haces siempre, publica tus resultados y habla de ello”. Así pues pasé dos años trabajando con todo tipo de gente, creando pequeñas cosas y no tan pequeñas, probando con chicos/as de todo el mundo, y publicando todos los resultados en abierto.

Sin embargo, los tiempos cambian y se dan circunstancias que hacen que se revisen los objetivos y visiones de los espacios. Durante los últimos meses me he encontrado en situaciones que me parecen que jamás imagine, se ha utilizado mi imagen para pedir becas de muchos millones (de Coronas Suecas) que dan trabajo a mucha gente, al tiempo que no se me permite continuar con mi línea de trabajo. Me he visto en la situación de tener que competir con mis antiguos alumnos ofreciendo servicios de consultoría impropios de un estamento financiado con dinero público (y más si ya existen en el mercado). He visto como mi estudio de investigación ha contratado servicios existentes dentro de la universidad, no por buscar mejores competencias, sino por puro desconocimiento. He visto una dirección sin rumbo, vacía de contenido y sólo buscando llenar el bolsillo.

Hace tiempo comprendí que trabajar por y para la educación tiene un precio. Al ver como mi estudio olvidaba que para investigar hay primero que tener una visión y una comprensión de que nos deparará el futuro; al ver mi trabajo utilizado y verme forzado a situaciones sin sentido; y, al no querer sacrificar mi propia visión de lo que debiera ser la educación, decidí hace meses dejar expirar mi contrato con el estudio de investigación Medea. No quiere esto decir que yo repudie lo que ahí se hace, al final del día hay mucha gente trabajando ahí, es sólo que no comparto las formas.

Mantendré un pie en el estudio, pero ya no lo representaré en charlas públicas. Desde el 1 de enero sólo representaré a la Universidad de Malmö (donde seguiré dando un dia de clase por semana) y a Arduino, haré votos por mantener mis líneas de investigación en objetos conectados y herramientas educativas, pero lo haré desde mi campo. En definitiva, seguiré haciendo lo mismo, trabajando con la misma gente, pero tendré que trabajar un poco más para buscar como financiar mi investigación.

En ocasiones, las cosas suceden en el momento apropiado. Más o menos al mismo tiempo que decidí que no iba a renovar mi contrato, hará unos tres o cuatro meses, se me presentó la posibilidad de trabajar en escribir parte de los contenidos educativos para 3o y 4o de la ESO para Castilla La Mancha en un experimento piloto financiado en parte por Fundación Telefónica y en parte por la misma comunidad de Castilla La Mancha. Mi objetivo es analizar como introducir tecnologías libres en educación (cosa que ya se está haciendo) enfocándome en la creación de contenidos atractivos para la asignatura de tecnología. De finales de enero y hasta junio del 2013, voy a tener un equipo de gente trabajando con esto. El objetivo es crear el equivalente a un libro de texto gratuito con una serie de experimentos y herramientas para la creación tan moldeables como sea posible. No vamos a reinventar la rueda, vamos a trabajar en buscar la forma en que los centros de secundaria puedan crear y adaptar contenidos a sus necesidades. Vamos a crearlos de forma libre y abierta y vamos a intentar que el libro de tecnología cueste 30 Eur menos (hoy compre todos los libros de todas las editoriales y comprendí por lo que pasan los padres cada septiembre).

En paralelo, y desde Arduino, tengo la oportunidad de dedicar parte de mis próximos tres años a coordinar un proyecto europeo del FP7 sobre objetos conectados. Vamos a estudiar como conectar los electrodomésticos a la red para compartir recetas de uso. Escribiré mucho sobre esto en los próximos meses, una vez el proyecto vaya tomando forma.

Como siempre, he aprendido algo de todo esto … no está mal abandonar aquello en lo que no se cree, por supuesto hay situaciones desesperadas, pero si tienes los conocimientos y las herramientas, siempre puedes probar cosas nuevas y tomar riesgos.

 


educación, opinión