B co-authored this paper

B’s first article

Who knows what will happen with this … but B has for sure a design soul. She has ideas and likes to put them into practice. In this case a slider controlled yellow house with a red rooftop. You can get the scanned pdf of the article here. It was published at the “Prototyping Futures” fanzine by Medea, December 2012.

Open letter: 3D printing in design educations

About the importance of 3D printers for the IDK program (and other programs at K3).

Dear colleagues,

as you know over the course of the last years we have been working more and more with the physicalization of tools. The way people call this in the rest of the world is digital fabrication.

This field, digital fabrication, deals with the idea that more or less everything we do, build, purchase or imagine requires computers in its making. As interaction designers, when learning about the affordances of products, we need to think about how things will feel, how much they will weight, their textures or smells.

Therefore, I think we need to consider alternative and more future thinking ways of looking at objects.

I have been involved in creating prototyping platforms dealing with the intelligence of objects, but I have as well been very concerned about the way the electronics will be housed inside those objects. When designing and imaginig new things, designers need to hold objects in their hands.

We teach our students how to use 3D tools and how to create virtual environments, I think the next logical step is bringing those objects to life. 3D printing is, together with laser engraving, at the cutting edge of ways of producing objects nowadays … why making a poster about an object when you can print (literally) the object?

I think we can bring 3D printing as a technique into the second prototyping class, and from then and on, students could be printing for projects at every course in the same way they are including electronics or software in their current projects. We could also introduce 3D printing at elective courses. Personally I would like to add that to my new course proposal on the creation of Tools for Future Teaching (preliminary title).

At some point, they could even make their own printers out of the school’s printers, this initiative has already been made e.g. in Spain, and generated the very interesting Clone Wars project.

[...]

Regards,

/d

[Note: this is part of an email sent internally to my colleagues at Malmo University on the need to buy 3D printers ... because there is a need. And yes, I changed my mind, in the past I was not for using them, but now they have reached the needed maturity to introduce them as educational tools]

Me gustaría que todo el mundo tuviera una misión en la vida

… y me gustaría que esa misión incluyera hacer algo por el bien común. Es la conclusión a la que llegué hoy después de encontrarme con el Dr. Peter Jansen, un canadiense que después de liberar el diseño de un tricoder (un dispositivo no intrusivo de autodiagnóstico para ser usado, en este caso, en un contexto educativo), fue contratado por una start-up dedicada precisamente a eso, a generar tecnología para ayudarnos a saber más sobre nosotros mismos.

Cuando estudié en la universidad (ya me voy haciendo mayor, porque hace 14 años de eso), tuve la suerte de emparejarme con mi colega Pedro Luis en la asignatura de electrónica médica. A mi era un tema que me apasionaba, ya que mi familia se debatió siempre entre la medicia y la ingeniería. Pedro y yo trabajamos con un sistema de medición del pulso cardiaco que no funcionaba del todo bien y nuestro objetivo era repararlo y explicar su funcionamiento al resto de la clase.

La jugada nos salió bien (sacamos Matrícula), pero ahí se quedó todo. No tuvimos la posibilidad de explorar el campo más allá de aquella clase y yo me quedé con ganas de más.

Hoy tuve la suerte de encontrarme con alguien que pasó por algo parecido, pero que además supo encontrar la manera en que continuar sacando partido a sus conocimientos hasta crear un dispositivo que donar al mundo, para que cualquier persona pueda comprender mejor su cuerpo y su relación con el entorno. Según el Dr. Jansen lo más importante es el uso que se le puede dar dentro del campo educativo. Siento que tengo una forma de pensar muy parecida a Peter. La diferencia es que yo conseguí asociarme con otra gente y así hacer Arduino. Peter está en este momento buscando con quien poder continuar su proyecto.

Así que, si lees esto, y tienes interés en sistemas de autodiagnóstico para uso educativo LIBRES, si tienes ganas, tiempo, y energía por contribuir a un proyecto abierto que puede cambiar la forma en que entendemos nuestro cuerpo, visita esta página y echa una mano.

ACTUALIZACION 20120701: parece que este post suscitó un gran interés en internet, a lo que el Dr. Peter Jansen me pidió que puntualizara que su sistema abierto es exclusivamente para uso educativo, ya que mi artículo no lo dejaba lo suficientemente claro y parecía indicar que era para uso médico. En cualquier caso, eso no hace que necesite menos ayuda para continuar.

Como es eso de publicar un libro

Hace un par de años Tony quiso hacer un libro sobre Wearable Computing para el curso en Moda y Tecnología en la Escuela de Arte y Comunicación (K3) aquí en Malmö. Aquel esfuerzo se tradujo en el borrador de Open Softwear que se descargó más de 14.000 ocasiones hasta que decidimos aventurarnos en sacarlo adelante en papel.

Después de hacer una serie de consultas de mercado, nos dimos cuenta que sería posible imprimir unas 2.000 copias sin correr ningún riesgo económico. El libro era una colaboración entre Tony y tres compañeros de clase: Jonas, David y Samson. De entrada, el capital a invertir para hacer el libro no era mucho. Había que poner unos 8.000 Euros por anticipado, además de las horas de trabajo.

Yo actuaba como mentor, los cuatro habían sido mis alumnos (actualmente Jonas y Tony trabajan en la universidad como profesores adjuntos, David es autónomo y Samson trabaja para una empresa de videojuegos) y me bastaba con ver como mi inversión en su educación se transformaba en un libro que otros pudieran usar para aprender. Sin embargo, la situación económica de un recién graduado es tan dura en Suecia como en España, por lo que ninguno de los cuatro disponía del capital para lanzar la impresión. Así las cosas, pase de mentor a inversor, yo pagué la impresión, facture la venta a los distribuidores de los libros, tome los beneficios, los dividí por cinco y los repartí entre los socios.

El libro estaba basado en la experiencia de Tony en dar el curso que mencioné más arriba. La universidad de Malmö fue la primera en el mundo en llevar a cabo este curso. Es más, el concepto del curso salió de una propuesta que yo mismo hice, en conjunción con Livia Sunnesson y Magnus Torstensson (quienes primero fueron mis alumnos y luego mis compañeros de trabajo) en la que salieron otra serie de cursos como Instalaciones Artísticas con Luz, y otros. Después de llevar cosa de un año trabajando juntos, se nos presentó la oportunidad de lanzar nuevos cursos.

Entre el momento de la propuesta del curso y el momento de lanzamiento del mismo, Livia y Magnus ya no trabajaban para la universidad sino para Sony Ericsson y para un estudio de diseño web, respectivamente. Yo había ya participado de la experiencia de crear Arduino y me dedicaba en parte a mantener la comunidad y Tony pasó de ser alumno de primer año a colaborador en mi laboratorio sin aún haberse graduado. Así las cosas, al ser el curso aprobado por el consejo educativo y necesitar de un profesor, su candidatura salió de forma natural. Sin embargo, no sería hasta la segunda edición del curso que Tony se encargaría del mismo en solitario. Si no recuerdo mal, Markus Appelback, quien también pasó un par de años colaborando con nosotros, llevó el curso en su primera edición.

Desde el momento en que Tony empezó a cuidar de los contenidos del curso, se ejecutó una vez cada 6 meses como parte del programa educativo nocturno de la universidad. Hablo en pasado, porque este curso dejó de existir por toda una serie de cambios políticos y económicos en la dirección del centro (junto con muchos otros cursos del programa nocturno). Tony convenció a sus compañeros de último curso en lo importante de crear un libro para asistir al curso, cosa que hizo.

Tras más de 10.000 descargas y 1.300 copias impresas vendidas, la casa de publicaciones A-Press, que publica numerosos libros con Arduino como contenido principal, llamó a Tony para escribir Arduino Wearables. Durante los últimos 4 meses, Tony ha trabajado día y noche produciendo proyectos, escribiendo sobre como ejecutarlos y enviado mensajes a la casa de publicaciones. El esfuerzo que hay que poner para lo que pagan no es justo por ninguna parte.

Al menos, le queda la satisfacción de ser uno de los primeros trabajando en el tema y tener ya un segundo libro en camino. Pero aquí no acaba la lección que estoy aprendiendo sobre publicar. Mi reflexión del día no es tanto sobre Open Softwear, sino sobre el modo en que operan las casas de publicaciones.

Andreas, mi otro colaborador en el laboratorio de la universidad, ha sido contactado por otra casa de publicaciones para hacer un libro sobre Arduino y Android. De nuevo, es por un esfuerzo merecido. Andreas y yo trabajamos durante casi dos meses en el 2010 en sacar la primera librería comunicando Arduino con Android a través de Bluetooth. Al salir el Arduino Mega ADK, extendimos nuestro trabajo para conseguir que Processing compilase aplicaciones que pudieran beneficiarse del modo “accesorio” que se presentara en la Google IO de Mayo del 2011. Pasamos un mes encerrados en el laboratorio rehaciendo una parte de Processing y creando una libreria para comunicar con Arduino de forma transparente.

Cuando se pusieron en contacto con Andreas para pedirle que hiciera un libro de tipo profesional explicando este trabajo, no pude evitar sentirme orgulloso. Aún más cuando Andreas, viendo la magnitud del trabajo, me preguntó si estaba interesado en co-escribir el libro con él.

Preparamos un índice de contenidos que promete, pasaremos el verano creando proyectos y documentando como funcionan. Ahora bien, lo que más me impresiona de la forma en que funcionan las casas de publicaciones es que al buscar libros sobre la materia Arduino con Android, no hay nada publicado, pero hay muchos que van a salir a la venta en los próximos meses. Muchos incluyen partes del código fuente que hemos creado … pero cuantos nos han llamado para colaborar o para darnos crédito?

CERO

Así es esto. Los editores de muchas de las casas de publicaciones, estoy aprendiendo, no tienen demasiado conocimiento de como funciona la comunidad del código abierto y/o libre. No comprenden que el crédito lo es todo. Cuando buscan hacer un libro sobre un tema, no van necesariamente a la fuente de la información … cosa que no me parece mal … pero no saben que tendrían que mencionarla.

Pero vale ya de darse mal por esto, hay mucho que hacer, es martes.

Compared Literature

El fin del mundo y yo esperando un taxi

Anoche fue el fin del mundo, para aquellos que no lo sepan, a las 12 de la noche hora española se esperaba el fin del mundo. Yo acababa de aterrizar en el aeropuerto JFK de Nueva York y me pillo esperando al taxi para bajar al centro. No estoy muy seguro de que paso, no se si se flexionó el espacio-tiempo o si los muertos resucitaron … pero el taxista venía muy excitado contando lo que había escuchado en la radio al respecto.

Mientras tanto, llevo en la cabeza nuevos diseños para Arduino, un proyecto fin de carrera sobre realidad aumentada en teléfonos móviles y la maldita tesis doctoral. Mi pierna no duele pero se sigue hinchando aunque ya pasaron tres semanas del accidente en Bangalore en el que una rama de cocotero cayó sobre mi. Suena a chiste, pero aquí una foto de la rama.

El verano se prepara movidito, espero coordinar una mini Hackathon en Campus Party Valencia, un keynote en Copenague con el fundador de RepRap (Adrian Bowyer) y otro en Taipei. En noviembre espero dar una charla para TEDx en Bruselas, me han dicho algo de 4.000 personas en la sala y 32.000 por streaming, no se como es eso de creíble, pero si es verdad, a mi me pone los pelos de punta. Me han pedido algo para FSCONS en Gotemburgo, que se celebrará el 11.11.11, es una gran fecha, si el mundo se termina, tendría que ser ese día … si hemos de terminar, que sea en binario.

También me gustaría hacer una Datathon con Daniel Arribas (PhD en Economía) para buscar formas de mapear la información que acumula el servidor de Arduino. Tenemos 6 años de datos y ya va siendo hora de estudiarlos en profundidad, si lo sacamos para adelante STPLN en Malmö tendrá la primera Datathon sobre representación de datos tomados del mundo de Arduino.

Finalmente, ando en hacer una publicación con Gonzalo de Artificialtourism.com sobre la Internet de las Cosas. Gonzalo ha hecho un montón de proyectos interesantes sobre objetos conectados y publicación de información en línea, yo aporto la visión sobre el futuro de la electrónica. Creo que puede ser muy interesante ver lo que sale de esto.

Es temprano, estoy en Starbucks, a mi derecha un sin hogar que ronca su noche sin consumición. A mi izquierda un tipo que no llega a los 20 chatea desde su iPod touch … tampoco se ha tomado nada (¿seré yo el único primo que ha pagado por estar aquí?). A través de Skype hablo con iokese que me cuenta en primera persona su experiencia en las acampadas del 15M por toda España y sobre el fenómeno que se expande por todo el mundo. Espero que su esfuerzo no sea en vano, si yo estuviera allá, pasaría la noche en Sol … o mejor aún, en el Pilar, porque puestos a tirar, tiro para casa.

NYC

A.R.D.U.

Auto Riksha Drivers Union

Una semana en la casa de Arduino

Arduino Uno

(cc) 2011 Arduino Uno by Arduino Team

Ando medio escribiendo la tesis, medio leyendo libros, así que marché para Suiza, a lo que será la nueva oficina de Arduino a pasar una semana dándole vueltas a un texto que tengo que sacar para adelante. En las últimas semanas, han salido muchas cosas bien y algunas mal. Migré la web de Arduino, limpié los CSS con un nuevo diseño hecho por el estudio ToDo de Torino, eliminé webs redundantes y lancé el proceso de creación de un servidor único de identificación para los usuarios de la web.

La polémica de Arduino Uno y la apertura del hardware

A finales del mes pasado lanzamos dos nuevas placas: la Uno y la Mega2560. El evento, que acaeció en Nueva York, fue un éxito de medios -nos publicaron en Slashdot- y puso a nuestra página en una nueva marca de visitas diarias, que aún no ha terminado de bajar a su valor normal. Gianluca realizó una producción record de 24.000 placas (puede que me equivoque en la cantidad exacta) en el mismo tiempo que se suele fabricar un tercio de esa cantidad. Como es normal, tres veces la cantidad de placas, trae tres veces los problemas, con la ligera diferencia que esta vez hubo toda una serie de gente que tuvo a bien criticar nuestro trabajo sólo por el placer de hacerlo.

De nuevo, tras haber resuelto el problema de algunas placas defectuosas (no puedo dar cantidades, porque aún no lo se, pero sólo hemos atendido un total de 20 quejas de 24.000 placas, aunque aparezcan algunas más, estadtísticamente es un porcentaje despreciable), nos encontramos con tener que explicar porque necesitabamos dar el paso de adquirir nuestro VID para el uso de USB. La razón es bien sencilla: hasta ahora, para la conversión serie-USB, nuestras placas usaban un chip, el FTDI 232, un microcontrolador de código propietario de la empresa FTDI. Ese componente es ya bastante viejo y está limitado en el tipo de perfiles que puede tomar, es decir, sólo puede ser un conversor serie-USB, pero no puede hacer que la placa se transforme, por ejemplo, en un instrumento MIDI, un joystick, o un disco duro de almacenamiento externo.

Después de haber comprado el VID (identificador de fabricate de dispositivos USB), toda una serie de personas comenzaron a insistir que esta era una decisión que cerraba nuestro hardware. La razón para esta afirmación viene porque según los críticos se cierra la posibilidad a la creación de hardware compatible a nivel comercial, ya que el contrato de compra de la licencia USB establece que únicamente la entidad pagadora de la licencia puede utilizar el identificador. Si no fuera porque adquirir esta licencia cuesta 2.000 USD, nadie se quejaría, pero el caso es que tener un identificador USB cuesta dinero.

Nuestros nuevos diseño traen un microcontrolador de Atmel con USB nativo, es decir, un microchip que puede abrir un puerto USB y cuyo funcionamiento básico pudemos configurar según las circunstancias. Este chip substituye al FTDI pero también requiere buscar una forma en la que este dispositivo se identificará de cara al ordenador. Tenemos dos posibilidades: bien usamos un identificador estándar de Atmel -que no nos permite vender placas ni a nosotros ni a nadie- o comprar nuestro propio identificador -que no permite que dejemos a nadie usar nuestro VID para vender placas.

Dicho esto, la gran pregunta es ¿porqué dicen nuestros críticos que esto es cerrar el hardware? Con todo lo mencionado, uno se da cuenta de que lo que no se puede hacer es fabricar placas como Arduino que sean completamente idénticas en hardware y software, porque se estaría inclumpiendo el contrato que hemos firmado con el organismo dedicado a conceder VID de USB. Esto es así porque el firmware del microcontrolador haciendo la conversión serie.USB tiene que traer nuestro VID en los fuentes. Nuestros críticos ven en esto que cerramos la posiblidad para que la gente haga placas como las nuestras.

Uno podría pensar que tienen razón, desafortunadamente esto no es así. Si alguien quiere hacer 10 placas Arduino, puede usar nuestro VID sin problemas … 10 placas no suponen un inconviente para nosotros. Si alguien quiere hacer 1.000 placas, que es dos órdenes de magnitud mayor, lo lógico será que pague por su propio VID, ya que no subirá en mucho el coste final de la placa y le dará el valor añadido de poder llamarla como quiera, si bien no Arduino. Por otra parte, las nuevas placas son 100% compatibles con las anteriores, exceptuando la posiblidad de transformarlas en dispositivos HID, por lo que es posible seguir haciendo placas con chips FTDI que no necesitan de la compra de una licencia VID.

Trabajo, lectura, trabajo

Durante esta última semana en Suiza, he estado trabajando con la creación de una versión de Oh_Oh, el robot que hice para México a partir de piezas más robustas usando piezas del Tinker Kit que lanzaremos en la tienda de Arduino en breve. A finales de mes presentaré el resultado de mi trabajo con el Faro de Oriente en el CCEMX de México, por lo que es importante poder demostrar que todo lo hecho hasta ahora tiene implicaciones y una continuación que además es libre.

Tuve la oportunidad de sentarme con Cristian, el ingeniero de software con el que trabajamos, para perfilar el sistema de acceso de usuarios de Arduino tal y como será dentro de poco. Estamos centralizando todo el sistema de passwords para toda la web, porque esperamos crecer mucho y tenemos que llevar a nuestros 30.000 usuarios registrados de la manita hasta el siguiente nivel sin que pierdan sus datos.

Leí para la tesis.

Eché una mano en un taller que Massimo y Davide organizaban para el festival Tech Art Eco, sobre tecnología, arte y ecología. Mostramos el nuevo robot y programé una serie de patches en PD para hacer manipulación básica de objetos en 3D y sonidos desde una sola interface física.

Entrevisté a Daito Manabe por su trabajo en BodyHacking y con los nervios de la cámara le llamé Meneba (aunque le regale mi Arduino Uno y me perdonó). Daito mostró su sistema de estimulación muscular, si bien a mi me interesó mucho mas el tema de sensores del cuerpo. Según parece, colabora con in par de ingenieros expertos en biomedicina que le ayudan a crear los aparatos que necesita para sus demostraciones y talleres. El sistema de estimulación facial es una versión mejorada del Involutary Dance Machine del 2005 en K3, que ya han probado más de 100 personas.

Leí para la tesis, leí para la tesis, leí para la tesis.

Eché una mano a los estudiantes de HDK, la escuela de diseño de Gotemburgo, para la cual estamos llevando un taller de diseño de juguetes interactivos. La semana que entra tendré un para de sesiones de revisión de proyectos con ellos, así que imagino tendré que picar código y montar algunos circuitos. Tengo que acercarme a Electrokit a hacer algunas compras para asegurarme que sus proyecos llegan a buen puerto.

Preparé la clase que daré para Hyperisland el lunes en Estocolmo y el miércoles en Karlskorna. La semana se prepara dura, lunes: Estocolmo -Hyperisland y reunión de investigación en KTH-, martes: Malmö -un colegio trae tres grupos de niños para que les mostremos que se cuece en nuestras aulas, y luego tengo una reunión con Oyuki sobre la exposición de robótica para niños que montaremos para finales de Noviembre-, miércoles: Malmö reunión sobre el proyecto de investigación en Medea- y Karlskrona -clase para Hyperisland-, jueves/viernes: Gotemburgo -clase para HDK y reunión sobre posible curso para Charlmers-.

Leí para la tesis.

En resumen, llevo cinco semanas de HTML, CSS, PHP, VID, USB, quejas, soporte técnico, lectura de libros con la palabra Arduino en el título, preparándome mentalmente para una semana de reuniones y clases interminables, y dándole mil vueltas a la tesis. A ver que sale de todo esto.